Waymo pide a Uber mil mdd y una disculpa | Hipertextual

Waymo pide a Uber mil mdd y una disculpa | Hipertextual
La filial de vehículos autónomos de Alphabet reclama a Uber el pago de 1.000 millones de dólares, una disculpa pública y un observador independiente por el supuesto robo de la tecnología.


Waymo, la filial de coches autónomos de Alphabet, propuso un acuerdo a Uber para acabar con el litigio por el supuesto robo de su tecnología. Desde el pasado mes de febrero, la compañía acusó a la empresa de camiones autónomos, Otto, de robar información sobre la tecnología LiDAR (Light Detection and Ranging) a través del ex empleado Anthony Levandowski. Después de meses enfrentados en un juicio, Waymo ha pedido a Uber 1.000 millones de dólares y una disculpa pública para zanjar el caso.

Además de la compensación económica, la unidad de coches autónomos también ha pedido que se designe a un observador independiente para garantizar que la plataforma no utilice la tecnología de Waymo en un futuro, afirmaron fuentes relacionadas con el caso a Reuters.

Esta oferta no ha sido la única lanzada por Waymo. La compañía de vehículos autónomos pidió al servicio de transporte privado 1.859 millones de dólares por uno de los secretos supuestamente robados entre los nueve que se presentaron en la denuncia.

En lo que podría ser la última propuesta de la filial de Alphabet, el precio ha bajado, pero a cambio han pedido una disculpa pública por la presunta descarga de 14.000 documentos que fueron entregados a Uber por Anthony Levandowski. El ex empleado de Waymo se perfila como el culpable del robo, aunque éste negó los hechos. En una medida cautelar concedida por el juez del caso, Levandowski fue obligado a separarse del proyecto de Otto con la tecnología LiDAR. Más tarde, Uber despidió al empleado después de que se negara a contestar las preguntas de los abogados de Waymo.

Por su parte, la aplicación de transporte privado afirmó que está creando su propia tecnología LiDAR y que empezó a utilizarla antes de que Levandowski llegara a la compañía. Por otro lado, Uber dijo a sus inversores que conseguirían llegar a un acuerdo con Waymo antes de la fecha límite impuesta por el tribunal, la cual se ha retrasado de octubre a diciembre después de que Waymo pidiera el aplazamiento para tener más pruebas contra Uber.

La filial de Alphabet, sin embargo, parece estar poco receptiva a aceptar otras condiciones que no sean las suyas. El pasado lunes 9 de octubre, solicitó una orden para obligar a Uber a relevar su código fuente o software. Según informaciones, los empleados del servicio de transporte privado pudieron haber utilizado el código fuente de Waymo, así como un software "relacionado con 'el cerebro' del vehículo que determina cómo se mueve el automóvil".

Hasta el momento, parece que Uber no está dispuesto a aceptar la propuesta de Waymo. A pesar de que prometió a sus inversores que llegarían a un acuerdo, el tiempo se acaba para las dos compañías. Desde que se presentó la demanda en febrero, Uber ha perdido a su CEO, Travis Kalanick, quien ha sido reemplazado por Dara Khosrowshahi.

Comparta esta historia