Rumores dicen que los retrasos arruinarán el lanzamiento del iPhone X. ¿Qué está sucediendo realmente?

Rumores dicen que los retrasos arruinarán el lanzamiento del iPhone X. ¿Qué está sucediendo realmente?
Imagen: Alex Cranz / Gizmodo Esta semana, Nikkei reportó que la dificultad de producir los sensores 3D del tan anticipado iPhone X, esos relacionados a su sistema de reconocimiento facial, hará que la producción del móvil se retrase. La consecuencia podría ser que haya una escasez del dispositivo durante su lanzamiento, que se llevará a cabo dentro de algunas semanas.


Si te parece que has escuchado esta misma historia antes, es porque lo has hecho.

The Wall Street Journal reportó casi exactamente lo mismo a finales de septiembre, pero esa no fue la primera vez que escuchamos acerca de los retrasos de producción y manufactura. Durante prácticamente todo el tiempo desde el que se ha hablado del iPhone X (incluso antes de hacerse oficial, cuando era conocido como el "iPhone 8" o "iPhone Aniversario") han existido rumores acerca de los "problemas" de Apple para fabricarlo a tiempo.

A inicios de septiembre las cosas comenzaron a lucir muy mal para aquellos que están esperando "el mejor" iPhone del año. Apenas tres días después de que Apple presentara el iPhone X, Apple Insider publicó una investigación de Ming-Chi Kuo que aseguraba que la compañía no sería capaz de satisfacer la demanda del iPhone X hasta la primera mitad de 2018. Kuo, parte de KGI Secutiries, es un reconocido analista especializado en Apple, y suele acertar con sus predicciones. Por ejemplo, fue el responsable de predecir que Apple abandonaría Touch ID en el iPhone X, e incluso anticipó que el nuevo Apple Watch Series 3 tendría conexión a datos móviles. Si dice que hay buenos motivos para creer que habrá escasez de iPhones, es bastante posible que esté en lo cierto.

Apple se negó a comentar acerca de los rumores de retrasos en la producción y distribución del iPhone X.

Kuo no es el único que ha dicho esto. Existe una infinidad de rumores acerca de retrasos del iPhone X, algunos tan viejos como abril de 2017, cuando Mac Rumors publicó una investigación de un analista de Cowen and Company que decía que "integrar Touch ID debajo de la pantalla del iPhone X era un cuello de botella" para su producción. Menos de una semana más tarde, el medio obtuvo más detalles de parte de un analista en Pacific Crest Studies, que sugirió que Apple tendría que retrasar la producción del móvil, o de lo contrario se verían obligados a abandonar Touch ID por completo y reemplazarlo con un sistema de reconocimiento facial.

Y esto es justamente lo que parece haber sucedido. El iPhone X no tiene Touch ID sino que usa un sistema de reconocimiento facial llamado Face ID. Apple no ha confirmado que originalmente planearan integrar su sensor de huellas pero se vieron obligados a descartarlo. En el pasado explicamos las dificultades de implementar esta tecnología directamente en la pantalla, y esto podría haber sido el motivo para abandonar el sistema durante el desarrollo.

En mayo continuaron los rumores cuando Deutsche Bank publicó un informe que, según Business Insider, mencionaba retrasos relacionados a la "escasez de componentes claves y dificultades técnicas". Esto podría tener que ver con Touch ID, aunque la "escasez de componentes" podría referirse a un problema de suministro de pantallas OLED del que se habló después.

El iPhone X es el primer móvil de Apple con una pantalla OLED. Estas pantallas son más difíciles de producir que las tradicionales de LCD que encontramos en los otros iPhones, además de que existen pocos fabricantes que las pueden producir en las cantidades y con la calidad que exige Apple, lo que forzó a la compañía a comprarlas a su mayor rival en el mercado móvil, Samsung, aunque las pantallas que encargó no son iguales a las de los móviles surcoreanos: las del iPhone deben llevar una muesca en su parte superior.

Los rumores de las OLED continuaron por un largo tiempo. En junio Digitimes publicó uno asegurando que los problemas de las pantallas OLED persistían. Economic Daily News también lo dijo en julio, asegurando que esto se convertiría en otro cuello de botella para la producción.

Durante ese mismo mes, Fast Company también publicó su propio reporte acerca de los posibles retrasos, asegurando que en Apple "se encontraban en pánico por esto". Los problemas de los que hablaba tenían que ver con Touch ID, el nuevo sistema Face ID y la escasez de pantallas OLED. No obstante, también hablaban de la posibilidad de que hubiesen problemas con la carga inalámbrica.

Al final de todo, el smartphone que mostró Apple en septiembre no mostró ninguna señal de que la compañía hubiese pasado por tantos problemas. Sí, Touch ID ha desaparecido, pero el móvil ahora tiene un diseño nuevo, una pantalla OLED, carga inalámbrica y un nuevo sistema de reconocimiento facial. Lo único malo era que la compañía comenzaría a distribuirlo a partir de noviembre, en lugar de durante septiembre como en el caso del iPhone 8 y el 8 Plus.

Esto, naturalmente, parecía dar veracidad a todos los rumores que mencioné sobre estas líneas, al hecho de que la escasez y los problemas al implementar la tecnología habían hecho que Apple retrasara la llegada del iPhone X al mercado.

Y ahora tenemos estos rumores de Nikkei y The Wall Street Journal que aseguran que los fabricantes siguen teniendo problemas con los sensores 3D del móvil. ¿Qué podemos hacer ante tanto rumor? Los reportes acerca de retrasos en la producción o distribución de dispositivos como este son bastante comunes, no solo le ha sucedido al iPhone X.. Solamente el año pasado vimos los casos de los AirPods y el primer iPhone color oro. Los retrasos durante el lanzamiento de un producto suceden.

Sin embargo, rara vez hemos visto tantos rumores durante tanto tiempo, y lo peor del caso es que son completamente creíbles. El iPhone X es uno de los smartphones con tecnología más avanzada jamás creados, pero eso tiene un costo, y no solo me refiero a su precio en las tiendas. No es arriesgado pensar que el día del lanzamiento el iPhone X se podría agotar muy rápido, así que si planeas hacerte con uno es mejor que te vayas preparando para esperar.

Comparta esta historia