Por qué deberías instalar Firefox Quantum hoy mismo (y olvidarte de Chrome de una vez por todas)

Por qué deberías instalar Firefox Quantum hoy mismo (y olvidarte de Chrome de una vez por todas)
Image: Mozilla En sus años nueve años de historia, la velocidad y simplicidad de Google Chrome han convencido a la mayoría de nosotros de dar el salto desde el navegador que estuviéramos usando antes. Con un diseño más moderno y un motor mejorado, Firefox espera recuperar parte de esa cuota perdida.


Mozilla ha lanzado hoy la última versión de su navegador, que lleva el elegante nombre de Quantum (o Firefox 57) y promete una velocidad de navegación dos veces más rápida al tiempo que emplea mucha menos memoria que Google Chrome. Hemos estado probando la versión beta de Quantum por unos días, así que vamos a seleccionar algunas de las mejoras clave que vale la pena destacar.

1) Es más rápido Mozilla dice que el navegador es dos veces más rápido que las versiones anteriores en general Puedes sentir que Firefox Quantum es más rápido: las páginas generalmente se cargan en un abrir y cerrar de ojos, incluso cuando tienes varias pestañas abiertas y estás ejecutando aplicaciones interactivas como mapas y clientes de correo electrónico. Ya sean en los tiempos de carga de una página web o en la respuesta del navegador cuando escribes una URL en la barra de direcciones, los aumentos de velocidad son evidentes.

Eso es gracias a un nuevo motor de renderizado conocido como Quantum, que reemplaza al motor Gecko sobre el que se ejecutaban las versiones anteriores de Firefox. Está optimizado para funcionar mejor en hardware más moderno y, por primera vez, permite que Firefox aproveche múltiples núcleos para dividir las tareas de procesamiento.

2) Luce genial El nuevo diseño de Firefox Quantum luce genial Más allá de las mejoras de rendimiento, el diseño de Firefox también se ha actualizado con Quantum: es más limpio y más moderno que el Firefox habitual al que estábamos acostumbrados.

Por fin parece un navegador de 2017. Las cajas y los iconos se han aclarado y los bordes de la interfaz se han suavizado. El tema predeterminado ofrece un buen contraste entre la pestaña activa y las otras que hay abiertas, al tiempo que contrasta con el navegador en sí.

La página de Preferencias también mejora ligeramente, aunque parece que la mayor parte de las mejoras ya estaban presentes en versiones anteriores de Firefox. Los ajustes se presentan de forma clara, bien espaciada y mínima, y las páginas Extensiones y Temas siguen el mismo estilo.

No hay mucho que puedas hacer para cambiar el aspecto de un navegador, básicamente es una ventana hacia la web, pero Quantum añade simplicidad.

Quantum se quita de en medio para mostrarte la web Ya hemos mencionado las mejoras visuales que introduce Quantum, pero toda la experiencia de navegación se ha simplificado y eso merece una mención. Por fin puedes combinar, por ejemplo, la barra de direcciones y el cuadro de búsqueda.

En la parte superior de la interfaz del navegador, un nuevo botón Biblioteca reúne tus Marcadores, Historial, Descargas y otros componentes clave para un fácil acceso. En general, la interfaz deja de estorbar.

Incluso cuando hay muchas cosas en juego, como con la elección de los motores de búsqueda cuando comienzas a escribir palabras clave en la barra de direcciones, Firefox Quantum logra mantener la misma estética mínima e intuitiva.

Otro toque genial es la forma en que los botones y los menús se vuelven aún más grandes si los está usando en un PC con pantalla táctil.

4) Viene con algunos extras Hay una herramienta de capturas de pantalla integrada en el navegador Hay innumerables pequeñas adiciones en Firefox Quantum, pero de lejos la más genial es una nueva herramienta de capturas de pantalla disponible directamente en la barra de direcciones. Es útil si necesitas hacer recortes de ciertas páginas. La herramienta te da la opción de recortar fragmentos del sitio web en el que te encuentres si no quieres capturar toda la página.

5) Consume mucha menos RAM Firefox Quantum consume un 30% menos de memoria RAM que Chrome, lo que puede marcar la diferencia cuando abres decenas de pestañas en un PC cuyo cuello de botella es precisamente la RAM disponible.

Mientras que Google Chrome abre un proceso por pestaña hasta ralentizar notablemente tu ordenador, Quantum crea cuatro grandes procesos con todos los contenidos, reutilizando los recursos para no aumentar la carga.

Comparta esta historia