Este es el sonido que oyeron los diplomáticos norteamericanos durante el supuesto ataque sónico en Cuba

Este es el sonido que oyeron los diplomáticos norteamericanos durante el supuesto ataque sónico en Cuba
Imagen: Getty Un misterioso zumbido, a veces inaudible, provocó pérdida de audición y daño cerebral permanente en una veintena de empleados de la embajada de Estados Unidos en Cuba. Hasta ahora la principal hipótesis ha sido la de un sofisticado "ataque sónico" orquestado por un tercero, pero la investigación del FBI en el país insular no ha hallado indicios que prueben lo que ocurrió en la embajada.


Sin embargo, el cuentagotas de noticias que llegan desde Cuba sigue apuntando en esa dirección. Associated Press ha publicado hoy unas supuestas grabaciones del sonido que oyeron los diplomáticos estadounidenses y canadienses antes de sufrir los síntomas. Según la agencia, estas son las grabaciones originales que llevaron al gobierno de Estados Unidos a sospechar de un ataque dirigido a los diplomáticos con un arma sónica sofisticada o una máquina de ondas sonoras.

No todas las víctimas oyeron el sonido, pero algunas aseguraron haber sentido vibraciones y "un ruido ensordecedor, similar al zumbido de un enjambre de insectos o el chirrido que se produce al rayar un metal". AP enseñó las grabaciones a esas víctimas, quienes confirmaron que se trata del mismo sonido.

"Las grabaciones de La Habana han sido enviadas para su análisis a la Marina de Estados Unidos, que tiene capacidad avanzada para analizar señales acústicas", dice la agencia de noticias. "Pero los funcionarios del gobierno estadounidense siguen sin saber cuál fue el causante de las lesiones sufridas por su personal".

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha retirado a más de la mitad de sus funcionarios de Cuba mientras avanzan las investigaciones. En Washington han sido muy críticos con el gobierno cubano estas últimas semanas por no haber protegido como debía a los diplomáticos, que estaban en su territorio. En La Habana, por su parte, dicen que no saben nada del supuesto ataque y que no son responsables del mismo. [Associated Press]

Comparta esta historia