El huracán Irma dejó calles de Florida inundadas con aguas residuales llenas de porquería

El huracán Irma dejó calles de Florida inundadas con aguas residuales llenas de porquería
Foto: AP Images. Antes de que los humanos lo vaciáramos, el sur de la Florida era un pantano. Durante años se llevaron a cabo mejoras en la infraestructura para que pudiese lucir tan bien como lo hace hoy en día, con un sistema de cañerías y drenaje diseñado para llevar el agua de regreso al océano. Pero el huracán Irma nos recordó lo mucho que ha envejecido esa infraestructura, confirmando una predicción que hicieron en Quartz.


Emily Atkin, de New Republic, reporta que Irma, además de haber ocasionado miles de millones de dólares en daños y al menos 82 muertos, también trajo consigo mucha mierda, al menos 9.000 millones de galones de ella. Lo peor de esto es que las aguas residuales son peligrosas tanto para la salud humana como para el ambiente. Según Atkins:

Al momento de la publicación de este artículo, al menos 113 "avisos públicos de contaminación" han sido reportados. Al combinarlos, podemos calcular que se trata de más de 28 millones de galones de aguas residuales y tratadas las que han sido liberadas en 22 condados del estado. No obstante, el monto total es mucho peor: al menos 43 de esos reportes mencionan una "cantidad desconocida" o "cada vez mayor" de desechos liberados. Y los reportes siguen llegando, incluso una docena cada hora.

Estas aguas residuales llegaron a las calles gracias una combinación de la infraestructura envejecida, el hecho de que antes toda la región estaba llena de pantanos y que Irma ocasionó un apagón que dejó sin energía a los sistemas de bombeo que drenan las aguas residuales, según el Washington Post. Además, muchos de los residentes tienen tanques sépticos que pueden desbordarse en caso de inundaciones, y otros químicos fueron añadidos a la asquerosa mezcla, como combustible liberado por un tanque roto.

No está claro exactamente qué va a suceder, pero no será bueno para la salud humana. Existe la posibilidad de que se presenten problemas gastrointentinales por culpa del E. Coli, el norovirus o la salmonela, asegura Atkin, y también podrían reportarse casos de infecciones por estafilococos. Una vez el agua sea drenada a la bahía Vizcaína el riesgo va a reducir, pero todavía existirá la posibilidad de enfermarse por cualquier charco o agua sucia que quede en la región.

Es posible que Florida tenga que enfrentar este problema durante varias semanas. Después, la región necesitará realizar mejoras en su infraestructura para prevenir que algo así suceda de nuevo. [New Republic]

Comparta esta historia