Cómo volar con aerolíneas de bajo coste sin morir en el intento

Cómo volar con aerolíneas de bajo coste sin morir en el intento
Las aerolíneas de bajo coste como WOW Air, Spirit o Ryanair pueden ahorrarte un montón de dinero cuando viajas, pero pueden salirte muy costosas en términos de perder cordura. Esto es lo que debes saber sobre ellas, así como algunos trucos para hacer el viaje más llevadero.


Qué necesitas saber antes de reservarPara que tu experiencia con la aerolínea de bajo coste vaya lo más fluida posible necesitas gestionar un poco tus expectativas. Si sabes lo que hay, te sorprenderás y te decepcionarás menos.

Te cobran por todo: y cuando decimos todo es todo. Cobran por el equipaje de mano, por las maletas facturadas, por elegir asiento, por tener algo más de espacio para las piernas, por la comida, por los aperitivos y hasta por el agua. No hay bebidas de cortesía y algunas aerolíneas como RyanAir hasta requieren que imprimas tu tarjeta de embarque so pena de tener que pagar un pico por ella si tienen que imprimirla ellos. Es un milagro que no te cobren por respirar. Es importante saber esto porque si quieres un viaje con todas las comodidades probablemente acabes pagando el precio de una aerolínea convencional.

Reserva con margen de tiempo: las aerolíneas como WOW Air presumen de ser muy puntuales, pero cuando hablamos de compañías de bajo coste, los retrasos y las cancelaciones pueden ser frecuentes y graves. Una cancelación en una de estas aerolíneas puede dejarte tirado un día entero sin oferta de hotel o comida por parte de la compañía. Si tienes que estar a una hora muy concreta en tu destino o viajas con prisa quizá las aerolíneas de bajo coste no sean la mejor elección.

No esperes poder conectarte o entretenerte: los vuelos de bajo coste no tienen wifi a bordo y tampoco suelen tener sistema de entretenimiento. Puede que tengan enchufes si tienes suerte, pero ve preparado con tu propio dispositivo bien cargado. No son las compañías ideales para trabajar en el aire.

No se admiten mascotas: para recortar costes, las aerolíneas de bajo coste ni se molestan en ofrecer servicios de transporte de animales. Si viajas con mascota, busca otra aerolínea. Los perros guía pueden ser una excepción, pero asegúrate de enterarte de todos los papeles que necesitas para justificar su embarque.

Foto: StefSince1985 / Flickr Algunos trucos para sobrevivir durante el viajeLas aerolíneas debajo coste ofrecen lo justo y necesario. Cualquier lujo adicional es un extra que se cobra aparte, pero eso no significa que no merezcan la pena. Simplemente hay que estar preparado. Aquí tenéis algunos trucos para ello:

Atento a los tiempos de transbordo cuando embarques: algunas aerolíneas operan desde aeródromos pequeños o terminales satélite que requieren largos desplazamientos en tren o autobús para llegar a otra puerta de embarque. Tenlo siempre en cuenta y date un margen de tiempo amplio cuando reserves.

Ve preparado: Espera retrasos, cancelaciones y otras cosas inesperadas que pueden salir mal y planea en consecuencia. Comprueba hoteles asequibles en los que puedas quedarte en caso necesario. Hasta lleva algo de comer para no pasar la noche con el estómago vacío.

Gestiona todo online antes de salir hacia el aeropuerto: reserva el vuelo, haz el check-in, modifica los asientos si tienes que hacerlo, imprime los tickets... Déjalo todo atado y bien atado o llegarás al mostrador y empezarás a pagar.

Preséntate en el aeropuerto con mucha antelación: de nuevo, puede que tengas que desplazarte a una terminal muy lejos, pero pueden pasarte más cosas. Pueden darte problemas con el equipaje. Hasta puede que en casos extremos tengas que cambiar de aeropuerto. Llegar con tiempo de sobra te permitirá reaccionar sin problemas.

Ve ligero de equipaje: cuánto más lleves contigo, más vas a pagar. Si puedes meterlo todo en el equipaje de mano ahorrarás mucho dinero. ¡Ah! y no te olvides de comprobar las dimensiones y peso que la aerolínea considera máximas para el equipaje de mano.

Lleva una botella de agua: Volar deshidrata, pero pagar por el agua en el avión es una faena. Llévate una botella de agua vacía y llénala pasado el control de seguridad o compra una en la zona de embarque.

Llévate algo de comer y de picar: pagar por el agua ya es malo. Pagar por la comida es peor y más caro. Llévate algunos snacks contigo y, si el vuelo coincide con alguna comida, lleva también algo más sustancioso.

Lleva tu propio sistema de entretenimiento: lo más probable es que no haya sistema de entretenimiento a bordo así que asegúrate de cargar algunas películas o series en el móvil, libros en el e-Reader, música o un libro físico. Los auriculares son más que necesarios para librarse de la molesta publicidad durante el vuelo.

En definitiva, los vuelos de bajo coste tienen sus ventajas. son baratos y tan seguros como los de otras aerolíneas. Además, suelen volar a destinos muy populares. Lo único que hay que hacer es estar preparado para la experiencia y todo irá bien.

Comparta esta historia