Te Deum divide a iglesias evangélicas: Mesa Ampliada cataloga de 'soberbia' decisión de enfriar relaciones con el gobierno

Te Deum divide a iglesias evangélicas: Mesa Ampliada cataloga de 'soberbia' decisión de enfriar relaciones con el gobierno
“Tal vez las personas no logran darse cuenta hasta donde pueden afectar con sus palabras al otro. Si yo digo cosas con palabras hirientes, el criterio de la persona que recibe eso recién va a acusar el golpe. Si la persona dice que le faltaron el respeto, yo al menos pido disculpas, porque es importante seguir manteniendo las relaciones, no insisto en una tozudez, en una soberbia, en una posición intransigente de continuar en una posición que podría decirse tan dura. Todo lo contrario, más vale pedir perdón, decir que nos equivocamos, porque las disculpas engrandecen a las personas”.


Con esas palabras el obispo y representante de la Mesa Ampliada de las iglesias evangélicas, Emiliano Soto, desestimó el anuncio de "enfriamiento" de relaciones con el gobierno que hace pocas horas hizo el Concilio Nacional de la institución, luego de que consideraran que en ningún momento se faltó el respeto a la Presidenta Michelle Bachelet en el Te Deum del domingo pasado.

El obispo Soto aseguró que se encuentran firmando una carta para pedir disculpas a la Mandataria, que durante la ceremonia religiosa debió presenciar duras críticas a su agenda valórica en algunos de los discursos que se dieron en la ocasión. "Nos parece impropio que dentro la misma iglesia haya gritos fuera de lugar, en una ceremonia tan importante no corresponde, porque además se hicieron algunos discursos bastante violentos que afectan la integridad de las personas. Nosotros somos respetuosos de todas las instituciones especialmente si invitamos a la Presidenta a nuestra casa, no podemos darle golpes a quienes invitamos a nuestra casa, tenemos que tener un trato deferente", dijo agregando que muchos expositores "se extralimitaron en sus pronunciamientos".

Esto se contrapone a lo señalado durante la mañana por el Concilio que aseguró que las palabras emitidas por algunos pastores van a relación a los principios de los feligreses. "Si lo que le molesta al gobierno son las críticas que todo el mundo sabe que tenemos frente a temas valóricos, y si nos quieren pedir que seamos obsecuentes para que seamos acogidos, les quiero decir que se equivocan, porque nosotros somos biblocéntricos, seguimos a los apóstoles de la Biblia, y ninguno de ellos se puso de rodillas frente al poder, por el contrario", sostuvieron en un punto de prensa encabezado por Cristián Nieto, jefe de Comunicaciones de esa rama de la iglesia.

Sin embargo, Soto aclaró que existen casi 4 mil denominaciones al interior de la institución y que el Concilio es una de ellas: "Que una denominación tome una decisión es válido, pero no es la Iglesia Evangélica, nosotros tampoco decimos que representamos a todos, así que ellos en su decisión deberían decir lo mismo".

En la misma línea, precisó que el "enfriamiento" anunciado es una determinación personal de un grupo de pastores y obispos, pero que "lo que uno observa dentro de un contexto político es que hay personas militantes de un partido ahí y de eso las personas tendrán que sacar una conclusión".

El representante de la Mesa Ampliada además añadió que el Te Deum evangélico no es un acto oficial -distinto a la ceremonia ecuménica que se realiza en la catedral católica- por lo que es necesario "cuidar las buenas relaciones con la autoridad". "Es sin consistencia, por eso más todavía hacemos los esfuerzos para que se mantenga en el tiempo y no retrocedamos. Hacemos un llamado al mundo evangélico a que mantengamos una buena relación con la autoridad", señaló.

"Es una prueba, esperamos que esto se corrija con el tiempo y las cosas vuelvan a la normalidad", puntualizó.

Comparta esta historia