Nueva denuncia de dificultades en la coordinación para realizar trasplantes

Nueva denuncia de dificultades en la coordinación para realizar trasplantes
Tras conocerse el caso de Daniela Vargas, la niña que vivía en el Sename y fue excluida de la lista de espera para trasplante, surge una denuncia sobre problemas en la coordinación para realizar las intervenciones. El 29 de octubre falleció en el Hospital de Castro, Marcela Maldonado de 48 años, tras sufrir un accidente cerebro vascular. La voluntad de ella y su familia era donar órganos, pero no fue posible porque en el recinto no pueden realizar procedimiento, ni cuentan con equipo de procuramiento.


"Hablamos con el médico de turno, el señor me escuchó el planteamiento que le hice y su respuesta fue: Muchísimas gracias, pero no estaban los medios y no tenían cómo hacer una intervención de este tipo", explicó Héctor Barría, esposo de Marcela

Marcela Cárcamo, directora del Servicio de Salud Chiloé, señaló que las circunstancias de este hecho serán investigadas. "No contamos con equipos para hacer procuramientos de órganos. Lo que tenemos a nivel local, es una enfermera que informa que existe una persona que es posible donante, y lo que se hace es articular que venga un equipo de Santiago a hacer el procedimiento. Entonces no sabemos por qué eso no se habilitó, eso no se articuló, no se gestionó", comentó Cárcamo.

La ministra de Salud, Carmen Castillo, afirmó que en zonas extremas no siempre es posible la donación: "Obviamente hay situaciones en las cuales un tipo de órgano no se puede trasplantar si es que está muy lejano a la zona centro del país, donde, por ejemplo, están los trasplantes de órganos vitales como es el corazón".

Sobre Daniela Vargas siguen las reacciones. En una declaración pública el Arzobispo de Concepción, Fernando Chomalí, manifestó que el hecho es un fracaso de la sociedad y opina que el principio del derecho de una acción terapéutica fue transgredido. El padre Felipe Berrios aseguró que "llama la atención sí profundamente, y en eso concuerdo con Chomalí, que no se le haya prestado la necesaria ayuda a esta chiquilla, y la argumentación haya sido por la situación precaria en que ella vivía".

El director del Hospital Clínico de la Universidad Católica, Ricardo Rabagliati, en una carta enviada a El Mercurio, señaló que trasplantar a Daniela habría significado "un mal para ella", porque el tratamiento requería de un cambio de vida radical, que sin los cuidados necesarios implicaba más sufrimiento para ella.

Comparta esta historia