Larraín ante fallos internacionales que piden levantar secreto del Informe Valech: 'No son vinculantes ni obligatorios'

Larraín ante fallos internacionales que piden levantar secreto del Informe Valech: 'No son vinculantes ni obligatorios'
SANTIAGO.- Este lunes, en medio de una nueva conmemoración del Golpe de Estado de 1973, la Presidenta Michelle Bachelet anunció su decisión de agilizar la discusión del proyecto que pretende levantar el secreto del Informe Valech I, con el objetivo de avanzar en verdad y justicia sobre casos de violaciones a los DD.HH. en dictadura.


Noticia relacionada Los estándares y tratados internacionales que piden a Chile levantar el secreto del Informe Valech En medio de ese debate, Emol detalló la serie de normas y fallos internacionales de Naciones Unidas y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que piden al Estado de Chile que permita el acceso de las víctimas y los tribunales a la información contenida en el documento, la cual debe permanecer bajo reserva por 50 años.

Pese a ello, el propio ex Presidente Ricardo Lagos, quien impulsó la iniciativa durante su gobierno, y parlamentarios oficialistas y de oposición han expresado la necesidad de mantener el secreto del informe, con el objetivo de cumplir la promesa realizada a aquellas víctimas que relataron sus casos con la condición de mantener su reserva.

Uno de ellos es el senador de la UDI, Hernán Larraín, quien reconoció a este medio que "efectivamente han habido pronunciamientios de algunos organismos que recomiendan levantar el secreto del Informe Valech, que corresponde a una tendencia del derecho internacional humanitario que defiende el derecho a la verdad".

"Sin embargo, esos informes no son vinculantes. Lo único que obliga a Chile son los tratados que ha firmado y no hay ninguno que asi lo establezca. El problema de fondo es que aquí se estableció con claridad que las declaraciones que se hicieran bajo la ley Valech no iban a servir de base a ninguna investigación judicial", añade.

En ese sentido, el legislador indica que "por lo tanto, cambiar eso es francamente menos que serio, es grave para un país que se precie de tal. Sin una persona que dio un testimonio quiere voluntariamente abrirlo y darlo a conocer, está en su pleno derecho. Cosa muy distinta es obligar por ley a que esas declaraciones bajo el secreto y el amparo de la ley ahora se hagan públicas".

¿Qué consecuencias puede tener el hecho de no cumplir estos estándares internacionales? "No tiene ninguna consecuencia, porque son meras recomendaciones de organismos que no tienen autoridad vinculante. No ha habido un proceso, no ha habido un acuerdo bilateral, es la opinión de un organismo que no tiene más valor que su opinión".

"Que podrá ser importante, que podrá tener mucha autoridad, pero no tiene capacidad vinculante alguna y Chile resuelve a su entera libertad si las acoge o no, si las acoge total o parcialmente es una cuestion que queda al arbitrio y soberanía de Chile".

¿Eso pese a que el Estado de Chile firmó esos convenios, como el Pacto de Ginebra y su inclusión en la CIDH? "Uno firma acuerdos internacionales, pero no se sigue que un pronunciamiento de un organismo al cual uno pertenece tenga que ser vinculante. Los organismos internacionales sacan muchos acuerdos de disntita naturaleza y el hecho de que los paises hacia los cuales se dirigen no los acepten en forma absoluta y categorica no tiene consecuencias, porque tienen el caracter de recomendaciones, sugerencias u opiniones, pero no tienen ninguna fuerza vinculante".

¿Puede tener impacto en la imagen internacional de Chile el no seguir estas recomendaciones y fallos? "No, porque es perfectamente comprensible. Si se piden declaraciones amparadas bajo el secreto de una ley y que luego se resuelva quitarle ese secreto bajo el cual se dieron tales declaraciones es muy discutible que sea razonable exigir la apertura".

"Esto no es un juego, la ley es un instrumento que debe respetarse a si mismo y si se establece un curso de acción como es la reserva de una declaración, no puede al día siguiente cambiarla".

Pero en el fallo del caso Omar Humberto Maldonado Vargas y otros vs. Chile, en el cual un grupo de ex oficiales de la FACh denunciaron al Estado por denegación de justicia, la CIDH estableció expresamente la obligación de entregar información... "No lo estimo una obligación como para cambiar una legislación determinada. Ese es el tema de fondo, situaciones individuales o especificas puedem abrir un espacio de discusión, pero lo que no puede un organismo externo a Chile obligar a que cambie algo respecto de lo cual es soberano, que es la dictación de leyes".

¿En qué tipo de circunstancias podriamos entrar en conflicto con esas organizaciones o tribunales al no cumplir con sus normas? "Estos organismos no tienen capacidad de exigir por la fuerza la aplicación de sus fallos, sino que suponen la buena fe de los países que cumplirán los compromisos que tienen. Pero como se trata de en la mayoria de ellos de estos fallos u opiniones que no son vinculantes no hay ninguna dificultad ni ninguna razón para salirse de algún organismo determinado o un pacto especifico".

Entonces, ¿cómo se puede hacer para avanzar en verdad y justicia sin tocar el informe Valech? "Está la posibilidad abierta de que quienes han declarado esten disponibles para entregar sus testimonios personales a los tribunales, dependerá de ellos que procedan de esa forma o no. En ese sentido, ahi hay alguna información que bien podrian entregar a los tribunales".

Hay organizaciones de DD.HH. que dicen que han intentado recuperar sus testimonios custodiados por el INDH, pero ellos se los niegan... "Aqui hay una obligación legal que se tiene que cumplir, que fue la condición bajo la cual se obtuvo la información. De alterarse eso se podria entender que hay un engaño o una estafa a la confianza y a la fe ciudadana, por eso que no se puede llegar y abrir la información porque si. Que vayan directamente a la justicia a contarlos de nuevo".

Comparta esta historia