El caso de la menor de 13 años del Sename que murió esperando trasplante de corazón

El caso de la menor de 13 años del Sename que murió esperando trasplante de corazón
SANTIAGO.- Conmoción ha generado el caso de Daniela Belén Vargas Vargas de 13 años que se encontraba bajo la custodia del Servicio Nacional de Menores en Chiloé y falleció padeciendo una miocardiopatía dilatada.


La niña, que murió en marzo de 2015 producto de un infarto, requería de un trasplante de corazón y era considerada "apta" para la intervención quirúrgica. Sin embargo, el Comité de Ética de la Red de Salud UC Christus rechazó incluirla en la lista de espera argumentado una "precariedad familiar, social y personal".

Según detalló La Mañana de Chilevisión -que reveló el hecho- la menor estuvo internada en el mismo centro de salud de Santiago, pero no se le pudo realizar la cirugía ya que "el éxito del trasplante cardíaco como una alternativa terapéutica extraordinaria recae no solamente en el acto quirúrigico propiamente tal, sino que además en un cuidado y seguimiento post operatorio adecuados, en el cual la adhesión al tratamiento y los controles médicos son vitales".

De hecho, desde la Red de Salud UC apelaron a argumentos internacional para señalar que en este caso el trasplante estaría "contraindicado".

"Incluso, se ha recomendado internacionalmente que en situaciones de soporte social insuficiente, o incapacidad cognitiva del paciente, el trasplante estaría contraindicado", comunicaron en ese tiempo al Sename de Los Lagos.

Ante esto, la ministra vocera de Gobierno, Paula Narváez, aseguró que se están recabando los antecedentes del caso, indicando en que el Estado vela por el acceso universal a las garantías de salud, independiente de cuál sea la situación socioeconómica de los paciente.

Comparta esta historia