Dolmestch rebate a fiscalía por límite de tiempo de arresto

Dolmestch rebate a fiscalía por límite de tiempo de arresto
El debate en torno a la duración de las prisiones preventivas fue puesto sobre la mesa a raíz de la huelga de hambre de los cuatro comuneros acusados por el Ministerio Público y el gobierno por la quema de un templo evangélico en la IX Región.


Esto, porque los imputados llevan más de un año con la medida cautelar y el gobierno anunció que presentará un proyecto de ley que limite la duración del arresto preventivo, con el fin de que no se convierta en una condena anticipada en caso de que el acusado sea absuelto. En esa ocasión, el Ejecutivo también decidió retirar la acusación terrorista en contra de los comuneros, lo que generó que tres de los cuatro involucrados dejaran la huelga de hambre.

Sobre esta iniciativa, para modificar la aplicación de esta medida cautelar, el presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch, señaló que es necesario analizar el tema en el Congreso.

"Tal vez aparece como un poco exagerado en los tiempos del siglo XXI que una persona esté uno o dos años en prisión preventiva y es probable que sea bueno que el Parlamento lo estudie", manifestó la máxima autoridad del Poder Judicial.

Agregó que "sobre la Ley Antiterrorista, el gobierno tiene todas las acciones para modificarla y este cambio será problema del Parlamento y lo que diga la ley nosotros la cumplimos". Esta postura contrasta con lo manifestado la semana pasada por el fiscal nacional, Jorge Abbott, quien defendió la aplicación de la Ley Antiterrorista y criticó el anuncio de que el gobierno buscará limitar el tiempo de la prisión preventiva.

El persecutor señaló el jueves que "creo que uno tiene que tener particular cuidado cuando realiza modificaciones legales y, particularmente, cuando ellas se realizan a raíz de ciertos hechos que hacen que la reflexión no sea muy profunda, porque si uno piensa en limitación de las prisiones preventivas, puede encontrarse con situaciones bien complejas".

Además, indicó que "cualquier modificación legal no debe ser sólo una reacción a una huelga de hambre o una situación coyuntural, sino que una reflexión seria y profunda sobre los alcances que tiene una medida de esa naturaleza".

Comparta esta historia