Análisis a la ofensiva electoral de José Antonio Kast: ¿Está tras los pasos de Trump?

Análisis a la ofensiva electoral de José Antonio Kast: ¿Está tras los pasos de Trump?
SANTIAGO.- Empezó por plantear su candidatura desde la vereda del "mundo militar", y con el paso de los meses, el candidato presidencial José Antonio Kast ha tomado una postura confrontacional y controvertida con respecto a sus contrincantes y a los temas que rodean la campaña presidencial.


"Si entra un delincuente y yo tengo un revólver, a robar, matar o violar a mis hijas, le voy a disparar (...) Yo lo único que les digo a los delincuentes es que no se metan conmigo ni con mi familia. Si entran a mi casa, yo voy a disparar", afirmó el miércoles el ex UDI en el ciclo de entrevistas de las radios Concierto, Futuro, Rock&Pop y ADN.

La afirmación provocó todo tipo de respuestas en el ámbito político, en su mayoría que abogaban por la moderación. Incluso desde la tienda de Jaime Guzmán se pidió "ser cuidadosos con ese tipo de declaraciones".

También reaccionó La Moneda, con la declaración de la ministra Paula Narváez, que aseguró que frente al tema "hay que ser tremendamente responsables, prudentes, cuidadosos y dejar en manos de la institucionalidad todo lo que se refiere al manejo responsable de las armas".

Este viernes, el candidato volvió a acaparar la atención tras enfrentar a su contrincante, el senador Alejandro Guillier, en su exposición ante el pleno de la Corte Suprema. "La candidatura presidencial de Guillier está absolutamente cuestionada y hoy vinculada a operadores del narcotráfico, y él lleva muchos días sin decir nada", aseguró.

La actitud del diputado es vista por los expertos como una estrategia política eficiente, que polariza la elección y posiciona a Sebastián Piñera, en contraposición, como un candidato de "centro".

Pero usar temas controversiales y abordarlos de manera frontal y osada para generar debate es una estrategia que los analistas reconocen en otras figuras políticas. Aquí, expertos analizan las características de su campaña y las similitudes que presenta con la ofensiva política del Presidente de EE.UU., Donald Trump.

¿Se asemeja la estrategia usada por Kast a la de Donald Trump? Lo que está haciendo es muy inteligente, porque logró posicionar dos asuntos que le preocupan a la ciudadanía: delincuencia y narcotráfico. Si bien este tipo de conducta política puede ser reprochable, de todas maneras deja una huella y marca la agenda. Kast está polarizando al máximo la elección y se está constituyendo como el mejor socio para Piñera, porque la gente va a comenzar a verlo como un líder político moderado. Hay una cierta similitud con Trump, porque son liderazgos que en principio no tienen nada que perder, y eso les da la suficiente libertad como para decir cosas que otros candidatos no se atreven a decir. Kast ha logrado cargar con las banderas y el lastre que implicó la dictadura militar, y lo hace mediante el mecanismo del orgullo y el reconocimiento, algo que ningún otro candidato de derecha había mostrado con tanta lucidez como él. Según las últimas encuestas, hay entre un 12 y un 15% de personas que se declaran pinochetistas. Si Kast logra representar a ese público, fácilmente podría superar el 5% e impedir que Piñera gane en primera vuelta. Mauricio Morales, director del Centro de Análisis Político de la Universidad de Talca. Con lo que propone se traspasan derechos fundamentales; el derecho a la autodefensa no es llegar y tomar las armas en ninguna parte del mundo. Lo que Kast afirma podría derivar en que en Chile pasen cosas como las que pasan en EE.UU., donde cualquier persona desequilibrada mentalmente llega y mata a las demás. Eso atenta contra la seguridad de la población en general, es sumamente irresponsable en términos de políticas de seguridad. Y eso es muy similar a lo que hizo Trump: lo que está haciendo Kast es radicalizar y poner mucho más dura su postura, y eso complica porque en la cultura chilena, que es conservadora y donde hay una percepción de inseguridad mayor a la que existe, estos discursos fascistas y nacionalistas tienen un asidero muy fuerte, y se puede prestar para discursos xenófobos o en contra de los migrantes. Por lo mismo esto le va a hacer sumar adherentes. Yo creo que Kast, en términos de apoyo, ya superó a Carolina Goic. Javiera Arce, cientista política y académica U. de Valpo. Kast está siempre bajo una misma lógica: buscar un voto muy definido, muy de convicción de derecha, muy marcadamente de derecha. Así ha enfrentado todos los temas: los valóricos, como el matrimonio homosexual y el aborto, pero también los más prácticos de la vida cotidiana, como la delincuencia. Su estrategia es esperable, porque en general en las elecciones se polarizan las posiciones entre más cerca se está de la votación. El elector sabe que los candidatos se van más al blanco y negro para generar preferencias y que tengan la suficiente intensidad para llevar a alguien a votar. ¿Si se parece a Trump? No sé, yo creo que él ha tomado un lenguaje políticamente incorrecto, porque se atreve a decir cosas que otros no se atreven, o quizás es más transparente en mostrar su posición, que tiene menos matices. Yo creo que es una política que tiene su atractivo y que quizás es necesaria para aquellos que no cuenten con grandes estructuras o apoyos, y su único camino sea acaparar la atención de los medios, que no necesariamente significa votos. Gonzalo Müller, director del programa de opinión pública de la UDD .

Comparta esta historia