Acoso sexual: Bachelet firma perdonazo para jefe de servicio que fiscal recomendó destituir

Acoso sexual: Bachelet firma perdonazo para jefe de servicio que fiscal recomendó destituir
La noticia fue ampliamente conocida en la región. El director del Serviu de La Araucanía, Jorge Saffirio, recibió una sanción: fue suspendido de su trabajo por acoso laboral en contra de la funcionaria Yelens Esparza, a lo que se agregó una anotación de demérito en su hoja de vida.


Sin embargo, el resultado de la indagatoria a cargo de Carolina Chiang Vega, quien se desempeñó como fiscal en la investigación sumaria, era aún más fuerte. El 23 de septiembre del año pasado, Chiang propuso la destitución de Saffirio de su cargo, sobre todo por una segunda denuncia, que también lo inculpaba de acoso sexual y laboral, contra la ingeniera Manuela Pérez. Sin embargo –según manda el servicio público– era la Presidenta Michelle Bachelet quien tenía en sus manos la última palabra.

En una resolución firmada por la Mandataria el 11 de julio de este año, se sobreseyó de los cargos de acoso sexual y laboral en contra de Manuela Pérez a Jorge Saffirio, hermano del diputado René Saffirio, situación que dejó a la autoridad de La Araucanía solo con medidas disciplinarias, entre ellas, el pago de un 70% de su sueldo durante un mes.

Carmen Fernández Gutiérrez era la presidenta de la Asociación de Funcionarios del Serviu y jefa de Recursos Humanos del organismo cuando efectuó la denuncia en nombre de la afectada. Una carta escrita por Manuela le llegó en diciembre de 2015. Describía los hechos ocurridos en junio de 2014, después de una celebración en el Hotel Frontera de Temuco, con ocasión del aniversario de la institución. La joven ingeniera en construcción relataba que Saffirio –de quien era asesora directa– le realizó tocaciones contra su voluntad e insinuaciones sexuales.

El caso tardó meses en destaparse, pues la misiva era el final de un largo camino. En el servicio no era la única afectada por situaciones de acoso laboral. Los funcionarios esperaron y sumaron más denuncias, entre ellas, la de Manuela.

"Manuela llegó llorando a mi oficina y me relató los hechos, porque lo que vivió la tenía tan descolocada que no sabía qué hacer, porque ella era asesora directa del director. Una amiga de Manuela, colega en el servicio, se enteró de lo que ella vivió en la fiesta y habló con el director, le dijo que todo el mundo sabía. Desde entonces el director empezó a aislarla hasta que la despidieron en noviembre y eso fue más lapidario todavía, porque, sin haber hecho denuncia todavía, recibió un castigo. Entonces decidió hacerlo por escrito y pasarme esa carta que yo mantuve en mi poder hasta que ella me dijo que podía hacerla pública", afirma Fernández.

La entonces dirigenta llegó con los antecedentes hasta la oficina de la ministra Paulina Saball, quien luego de consultar con su equipo jurídico determinó que se iniciara un sumario a partir de febrero de 2016. Saball partió de vacaciones y los antecedentes quedaron en manos de Jaime Romero quien era el subsecretario. Romero envió los antecedentes de vuelta a Temuco donde Saffirio pudo interiorizarse de todos los detalles. El sumario quedó a cargo del abogado Rodrigo Urra, quien era subordinado del director. Por eso, la dirigenta Carmen Fernández hizo saber a la ministra que este hecho podría afectar el desarrollo normal de la investigación. Fue entonces cuando Paulina Saball designó a la fiscal Carolina Chiang.

La fiscal cerró el sumario el 30 de mayo de 2016 y pidió meses después, luego de que Saffirio solicitara ampliar el plazo para presentar sus descargos, que fuera destituido. En ese contexto, como cualquier sumario que implica destitución, es que la causa llegó a manos de la Presidenta Bachelet.

Carmen Fernández admite que le cuesta creer que la presidenta sobreseyera a Saffirio. "Estoy desilusionada y anonadada. Yo quiero comprender que a ella no le entregaron toda la información del expediente y hubo un error acá, porque justo está predicando sobre la violencia contra la mujer. Somos tres mujeres aludidas en el proceso y lo sobreseen sobre todo en el caso de acoso sexual. No me lo explico", dice Carmen, quien además asegura que los sumarios por destitución son habitualmente ratificados cuando llegan a la Presidencia.

Comparta esta historia