Trump baraja una 'serie de opciones' ante eventual agresión de Corea del Norte

Trump baraja una 'serie de opciones' ante eventual agresión de Corea del Norte
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue informado por su equipo de seguridad nacional sobre "una serie de opciones" de respuesta a las amenazas de Corea del Norte, ante una eventual agresión.


Según informó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en un comunicado, Trump "se reunió con miembros de su equipo de seguridad nacional esta mañana" y fue informado sobre las posibles estrategias por el secretario de Defensa, James Mattis, y del Jefe del Estado Mayor Conjunto, Joseph Dunford.

"La reunión de información y la discusión se centraron en una serie de opciones para responder a cualquier forma de agresión de Corea del Norte o, si fuera necesario, para impedir que Corea del Norte amenazara a Estados Unidos y a sus aliados con armas nucleares", apuntó Sanders en su breve nota.

El líder norcoreano Kim Jong-un volvió a defender este domingo el desarrollo de su "valioso" programa nuclear para hacer frente a las amenazas de EE.UU., coincidiendo con las declaraciones de Trump de este sábado de que "solo una cosa funcionará" con Pyongyang.

El multimillonario, sin embargo, no especificó si con esta expresión se refería a llevar a cabo una acción militar contra el régimen de Kim Jong-un, aunque es una posibilidad que ha dicho muchas veces que no descarta.

Después de esas declaraciones, el magnate volvió a reiterar que a su juicio la política estadounidense hacia Corea del Norte ha sido fallida desde hace 25 años.

"Nuestro país ha tratado sin éxito con Corea del Norte durante 25 años, dando miles de millones de dólares y no recibiendo nada. ¡La política no funcionó!", dijo el mandatario desde su cuenta de la red social Twitter.

Desde su llegada a la Casa Blanca, Trump ha elevado el tono de amenazas contra Corea del Norte mientras Pyongyang ha ido avanzando en sus pruebas armamentísticas con el lanzamiento de alrededor de una zona de misiles en lo que va de año, algunos de ellos de alcance intercontinental, que podrían tocar suelo estadounidense.

Comparta esta historia