Rajoy da ultimátum a Cataluña y se abre debate sobre autonomías

Rajoy da ultimátum a Cataluña y se abre debate sobre autonomías
Un día después de que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, acompañado por los diputados de Junts pel Sí, firmaran una declaración de independencia simbólica, el Presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, le dio un ultimátum para que aclare antes de las 10:00 del lunes sobre si en la sesión del martes del Parlamento catalán proclamó la separación de esta región o no, aún cuando después la suspendió. En el caso de que así sea, el Ejecutivo español le dio un plazo hasta las 10.00 horas del jueves 19 para "rectificar y restaurar el orden constitucional". Si no, advierte el documento firmado por Rajoy, se activará "de forma inmediata en el Senado" el artículo 155 de la Constitución, que implica el control político de las comunidades autónomas por parte del Estado.


Según explicó el diario La Vanguardia, el texto del artículo 155 es muy amplio, por lo que el abanico de competencias que abarca va desde el control de las finanzas de la Generalitat, órdenes y toma de control de departamentos, destitución de cargos de la administración o incluso la disolución del Parlamento regional.

El diario El País señaló que si Puigdemont no acoge el requerimiento del gobierno, Rajoy tendrá que enviar al Senado un plan detallado de las competencias que quiere asumir del gobierno catalán. El plan ya fue discutido con representantes del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y como el Partido Popular (PP) tiene mayoría en la Cámara Alta, el Ejecutivo no tendría problemas en llevarlo adelante.

Rajoy compareció en el Congreso, horas después de haber entregado el documento, para dar su punto de vista sobre la situación en Cataluña. Además reiteró que no acepta mediaciones, como pretende Puigdemont. "No hay mediación posible entre la ley democrática y la desobediencia", dijo.

Puigdemont no tardó en responder y aseguró que está dispuesto a entablar un diálogo "sin condiciones previas". En declaraciones a CNN, el líder catalán sostuvo que en un momento de "máxima importancia" quiere "sentarse y hablar" con el Ejecutivo de Rajoy. De esta forma, propuso una mesa de negociación con dos personas de cada Ejecutivo de la que resulte un acuerdo en algo "simple, designando a un mediador, por ejemplo". Sin embargo, Puigdemont señaló que, según él, en Cataluña "hay una mayoría que quiere un Estado independiente" y que quiere abordar este tema "de acuerdo con el Estado español".

"No podemos ignorar el hecho de que estas hipotéticas conversaciones tienen que partir de un reconocimiento de la realidad: la relación de Cataluña con España no funciona", advirtió.

Ante la crisis catalana, el PSOE no se ha quedado atrás y este miércoles respaldó al gobierno de Rajoy en su respuesta a Puigdemont como paso previo a la aplicación del artículo 155.

En todo caso, señaló El Diario, a cambio de ese apoyo, Pedro Sánchez consiguió que Rajoy acepte abrir la reforma de la Constitución en un plazo de seis meses, cuando terminen los trabajos de la comisión de estudio del "modelo territorial" que impulsaron los socialistas en el Congreso a comienzos de mes.

El diario El País ha dicho que la realización de este estudio es el primer paso para pasar del Estado autonómico a uno federal con el reconocimiento de la plurinacionalidad de España.

"El acuerdo que tengo con el Presidente es que abramos la reforma constitucional", dijo Sánchez, que si bien no puso un plazo señaló que la comisión de estudio previa tiene que ponerse en marcha "cuanto antes". "Estamos dispuestos a abordar cómo Cataluña se queda en España y no cómo Cataluña se va de España", añadió.

Al mismo tiempo, el hecho de que Puigdemont haya dejado en suspenso la declaración de independencia ha generado fuertes fricciones internas. Según El Diario, Puigdemont optó por una estrategia más conciliadora, parecida a la de la alcaldesa de Barcelona Ada Colau, en vez de la postura del partido Candidatura de Unidad Popular (CUP), que respalda su gestión.

En ese sentido, la diputada de la CUP, Eulàlia Reguant, aseguró que si se aprueban los mecanismos para aplicar el artículo 155 "inmediatamente" se pondrá en marcha el procedimiento para construir "la República de Cataluña".

Por otro lado, fuentes del Ejecutivo catalán consultadas por la agencia EFE, señalaron que la respuesta del gabinete de Puigdemont al gobierno de España no se prevé que sea inminente, teniendo en cuenta que hay margen hasta el lunes.

El vicepresidente del Ejecutivo catalán, Oriol Junqueras, dijo "entender la posición" de Rajoy al enviar el requerimiento, aunque consideró que "podría hacerlo mejor" tras el llamado al diálogo de Puigdemont.

En el plano judicial, la policía regional catalana (Mossos d’Esquadra) denunció ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que la Policía Nacional y la Guardia Civil actuaron el 1 de octubre, día del referendo, sin informarles de sus intervenciones, de forma distinta a la que se había acordado.

Comparta esta historia