Putin elogia a Trump y niega injerencia rusa en las elecciones de EE.UU.

Putin elogia a Trump y niega injerencia rusa en las elecciones de EE.UU.
En lo que ha sido considerado como un duro golpe a los servicios de inteligencia y a medida que acelera la investigación sobre la supuesta trama rusa en torno a las elecciones presidenciales de Estados Unidos, el mandatario de ese país, Donald Trump, aceptó la explicación del mandatario ruso, Vladimir Putin, de que no intervino en los comicios de noviembre del año pasado.


Ambos mandatarios sostuvieron un encuentro informal al margen de la cumbre Apec que se realiza en Vietnam. Trump señaló que nuevamente le había preguntado a Putin si había intervenido en las elecciones de Estados Unidos en noviembre del año pasado. "Él dijo que no había intervenido", señaló el Presidente a los periodistas que lo acompañan en el avión Air Force One, que lo trasladaba hasta Hanói.

"Ha dicho que no se entrometió. Siempre que me ve dice que no lo hizo y de verdad le creo cuando lo dice. Lo dice en serio. Creo que se siente muy insultado por esto, y eso no es bueno para nuestro país", declaró Trump.

Horas después de estas declaraciones, el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo, insistió en que respalda el informe de la inteligencia sobre la injerencia electoral de Rusia en 2016. "El director respalda y siempre ha respaldado el informe de la comunidad de inteligencia de enero de 2017 titulado: Evaluando las Actividades e Intenciones de Rusia en las recientes elecciones de EE.UU.", afirmó la agencia.

Mientras, la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la posible colusión entre Moscú y el equipo de campaña de Trump ha dado lugar, hasta el momento, a dos acusaciones por delitos financieros y de otro tipo no relacionados con la campaña, así como a una declaración de culpabilidad.

Por su parte, Putin también conversó con los periodistas y rechazó la injerencia del Kremlin en el proceso electoral que llevó a Trump a la Casa Blanca. "Me he pronunciado muchas veces sobre esta cuestión. Considero que todo lo que está relacionado con el así llamado dossier ruso en Estados Unidos es la manifestación de las continuas luchas internas" en ese país, dijo Putin, según difundieron los medios rusos.

Putin calificó de "desvaríos" las informaciones acerca de supuestos contactos mantenidos en 2016 entre algunos de sus familiares -concretamente una sobrina- y uno de los ex asesores de la campaña de Trump. "No se nada de esto, absolutamente nada", aseguró Putin, quien consideró "charlatanería vacía" las acusaciones de la investigación en EE.UU. que relacionan a Paul Manafort, ex jefe de campaña de Trump, con Rusia.

En su conferencia de prensa, Putin consideró que "la ausencia de una reunión bilateral con el Presidente Trump evidencia que la crisis en las relaciones de ambos países todavía no se ha superado". Aunque hizo hincapié en que Moscú está listo "para pasar página e ir más allá".

El mandatario también aprovechó de alabar a su homólogo estadounidense. "El comportamiento del Presidente estadounidense es extremadamente correcto y bondadoso", consideró Putin, quien se mostró sonriente con Trump en sus intercambios durante la APEC.

En todo caso advirtió que su país responderá en forma recíproca a lo que dijo que eran medidas de Washington para restringir la libertad de expresión de organizaciones de medios rusas que operan en territorio estadounidense.

Sin embargo, el mandatario ruso afirmó que posibles planes de represalia, como declarar "agentes extranjeros" a medios estadounidenses que operan en Rusia, podría ser "un poco duro" y que el Kremlin aún está formulando su respuesta exacta.

Por otro lado, The New York Times explicó que el Kremlin había hecho una declaración en la que se señalaba que los líderes tenían un acuerdo sobre Siria, aunque la Casa Blanca no confirmó esta información. Eso sí, después Trump dijo que habían tenido dos o tres breves conversaciones con Putin, especialmente sobre Siria.

El primer encuentro que ambos mandatarios sostuvieron fue en julio pasado, al margen de la cumbre del G20 en Hamburgo.

Comparta esta historia