Puerto Rico e Islas Vírgenes en alerta por paso de nueva tormenta tropical

Puerto Rico e Islas Vírgenes en alerta por paso de nueva tormenta tropical
Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses fueron golpeados por el paso del huracán Irma la semana pasada.


SAN JUAN.- Estados Unidos emitió hoy una alerta para todos los puertos de las Islas Vírgenes estadounidenses y Puerto Rico, debido a los vientos que se espera que traiga la tormenta tropical María, apenas una semana después del devastador paso del huracán Irma,

El llamado código "Whiskey" es un aviso para la industria marítima, que sugiere tomar precauciones ante la proximidad de un evento atmosférico severo.

Se trata de la décimo quinta depresión tropical de la actual temporada ciclónica del Atlántico y se formó hoy al este de las Antillas Menores, fortaleciéndose en las últimas horas hasta convertirse en la tormenta tropical María, según informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

María se desplaza con vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros por hora y el CNH pronostica que en el transcurso de los próximos dos días, cuando esté más cerca de las Antillas Menores, se convertirá en un huracán.

La Guardia Costera de EE.UU., por su parte, instó a la "comunidad martítima a que esté atenta a nuevos avisos y tome las medidas necesarias ante la llegada de la tormenta, ya que tiene el potencial de convertirse en un huracán de categoría 1".

Las islas de Santa Lucía, Martinica, Guadalupe, Dominica, Barbados y San Vicente y las Granadinas están bajo alerta de tormenta tropical, mientras que Antigua, Barbuda, Saint Kittis, Nevis y Monserrat están bajo advertencia de huracán.

La tormenta se ubica a mil kilómetros al sureste de las Antillas Menores y se mueve con dirección oeste a una velocidad de 30 km/h, aunque se espera que aplique un giro rumbo al oeste-noroeste en los próximos días.

Mientras dure el estado "Whiskey", que se estableció desde las 20:00 hora local de este sábado, las instalaciones del puerto están abiertas al tráfico comercial y todas las operaciones pueden continuar, pero se recomienda a las embarcaciones de recreo que busquen puerto y amarren.

La Guardia Costera también aconsejó a la dirección de las instalaciones portuarias revisar y actualizar sus planes de respuesta a condiciones climáticas severas y efectuar los preparativos adicionales necesarios ante un posible impacto en la zona de la tormenta.

Comparta esta historia