Ola polar en Argentina dejó cifras históricas: 25,4 grados bajo cero en Bariloche

Ola polar en Argentina dejó cifras históricas: 25,4 grados bajo cero en Bariloche
Así se veía la estación meteorológica de Bariloche este fin de semana.


SANTIAGO.- Mientras en Chile los termómetros registraban bajas temperaturas y muchos aún recordaban la nieve caída en la zona central, en Argentina una ola polar hacía estragos en el sur de ese país, alcanzando cifras históricas.

Eso fue lo que ocurrió este fin de semana en Bariloche, ciudad acostumbrada a la caída de nieve durante el invierno y destino frecuente de muchos trasandinos y chilenos durante esta época, pero que la madrugada del domingo, específicamente a las 04:22 horas, registró temperaturas impactantes: -25 grados Celsius.

Así lo consignó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) trasandino, que en su cuenta de Twitter confirmó que esta es la temperatura más baja de la historia de la ciudad. El récord anterior era del 30 de junio de 1963, con 21,1 grados bajo cero, de acuerdo a La Nación de Argentina.

No obstante, este lunes las temperaturas subieron, aunque siempre marcando números bastante fríos. Así, según la SMN, Bariloche registró un mínimo de -16,9°C.

Además de Bariloche, otras ciudades como San Martín de los Andes, Villa La Angostura, Esquel, El Bolsón y Villa Traful también fueron víctimas de la caía de la nieve, que en algunas partes llegó a los 50 centímetros.

El temporal, provocado por una masa de aire frío, dejó diversos estragos en varias zonas de Argentina, como el congelamiento de tuberías y el corte del suministro eléctrico en 20 mil viviendas.

Asimismo, varios aeropuertos estuvieron cerrados. En el caso de Bariloche, el cierre del terminal provocó que 5.000 personas no pudieran viajar este fin de semana y tuvieran que pernoctar en esa ciudad, que superó el 90 % de ocupación hotelera.

No obstante, según señalaron desde el Ministerio de Transporte, ahora los aeropuertos argentinos están abiertos y los situados en Bariloche, Esquel, Chapelco y Neuquén funcionan con normalidad después de reprogramar los vuelos que no pudieron despegar.

Comparta esta historia