Irán: Al menos 400 muertos y seis mil heridos por terremoto

Irán: Al menos 400 muertos y seis mil heridos por terremoto
La cifra de muertos del terremoto de magnitud 7,3 Richter que asoló el domingo la Provincia de Kermanshah, en el oeste de Irán, aumentó este lunes a 400 muertos y más de 6.700 heridos, según los medios locales.


Las autoridades iraníes han movilizado a todos los cuerpos de seguridad para acelerar las tareas de rescate y de retirada de escombros en las poblaciones más afectadas. Las operaciones de búsqueda se desarrollan a contrarreloj para intentar salvar a posibles sobrevivientes y en ellas participan el Ejército, los Guardianes de la Revolución, la fuerza de Voluntarios Islámicos y la Media Luna Roja de Irán.

El vicepresidente de la Organización de Gestión de Crisis de Irán, Behnam Saidi, explicó que se enviaron 19 helicópteros y tres aviones a las zonas afectadas para el traslado de los heridos. Sobre el terreno están desplegadas también unas 140 ambulancias.

Por su parte, el presidente de Iran, Hasan Rohaní, dijo este lunes que es "imperativo que todos los organismos competentes y de socorro trabajen en plena colaboración para proporcionar ayuda, alojamiento y atención a los heridos" y garantizó que su Gobierno apoyará a las víctimas con "todos sus recursos, movilizando todas las capacidades a nivel nacional y local".

Al margen de los parques, han sido habilitados campamentos en otras zonas de Kermanshah y en provincias vecinas, debido, además de a la destrucción, a que servicios básicos de agua y luz se han visto dañados.

Producto del terremoto se derrumbaron numerosos edificios y miles de personas pasaron la noche en las calles ante el temor a las réplicas, que se han contado por decenas.

Los daños son por ahora difíciles de cuantificar debido a que las comunicaciones han estado cortadas y algunas carreteras permanecen bloqueadas, impidiendo el acceso a zonas damnificadas.

El epicentro del sismo se produjo a las 21:18 hora local del domingo (15:18 hora chilena) cerca de la ciudad iraquí de Halabya, en la región del Kurdistán, fronteriza con Irán, a una profundidad de 33 kilómetros.

Las poblaciones más afectadas en Irán son Kermanshah, Ghasr Shirin, Sarpul y Azgale, aunque las réplicas se han sentido en varias provincias, incluida la capital Teherán.

Irán tiene una gran actividad sísmica. Los terremotos más graves hasta la fecha se produjeron en diciembre de 2003 y en junio de 1990, cuando perdieron la vida 31.000 y 37.000 personas, respectivamente.

Comparta esta historia