Explosión en un vagón del metro de Londres deja varios heridos leves y es investigada como incidente 'terrorista'

Explosión en un vagón del metro de Londres deja varios heridos leves y es investigada como incidente 'terrorista'
Los servicios de emergencia, la policía y los paramédicos fueron llamados a eso de las 8:20 am (hora local) a la estación de Parsons Green, en el distrito de Fulham.


Fuentes de la policía le dijeron al periodista de la BBC Daniel Sanford que Las autoridades están trabajando bajo la presunción de que se trata de un "incidente terrorista".

El comisionado asistente de Scotland Yard (la policía metropolitana), Mark Rowley, declaró que se trató de un dispositivo explosivo improvisado y que se han abierto numerosas vías de investigación.

La BBC entiende que el dispositivo estaba conectado a un cronómetro para determinar su detonación.

La primera ministra británica, Theresa May, dijo en su cuenta oficial de Twitter: "Mis pensamientos están con los heridos en Parsons Green y con los servicios de emergencia que responden valientemente a este incidente terrorista".

Por su parte, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, declaró en un comunicado condenando el hecho que "Londres ha comprobado una y otra vez que nunca seremos intimidados o derrotados por el terrorismo".

También agradeció a los servicios de emergencia y urgió a los ciudadanos a mantener la calma y la vigilancia.

Las imágenes en el lugar muestran un balde blanco incendiado, pero no parece haber mayores daños dentro del tren.

Gordon Corera, otro corresponsal de seguridad de la BBC, explicó que la policía investiga lo que parece ser un explosivo por los cables que sobresalen del balde blanco en cuestión.

Aparentemente el dispositivo no se detonó, como era la intención, "para fortuna de los pasajeros", afirmó Corera.

Los testigos describen haber visto al menos una persona con quemaduras faciales.

Derechos de autor de la imagen ALEX LITTLEFIELD Image caption Unos 700 pasajeros estaban en el tren y la estación de Parsons Green, según los testigos.

Derechos de autor de la imagen REUTERS Image caption Pasajeros fuera de la estación Parsons Green.

La BBC entrevistó a un pasajero, Peter Crowley, que sufrió quemaduras en el cuero cabelludo por lo que describe como una "bola de fuego" y quien dijo que otras personas sostuvieron lesiones más graves.

"Vi como una de las chaquetas de un pasajero se derretía por las llamas", relató Crowley.

La directora asistente del Servicio de Ambulancias de Londres, Natasha Wills, informó en un comunicado que 18 personas fueron trasladadas a hospitales, aunque nadie sufrió heridas "serias ni que amenacen la vida".

Derechos de autor de la imagen EPA Image caption Algunos pasajeros recibieron cuidado por quemaduras pero no se registraron heridas de gravedad.

El estallido generó "pánico" entre los pasajeros que abandonaron la estación en masa. "Todo el mundo saltó inmediatamente del tren", añadió.

Aunque no había la congestión habitual de esa hora de la mañana, donde los pasajeros "están empacados como sardinas", se habla de unas 700 personas intentando salir despavoridamente del tren y de la estación.

Testigos describen "pandemonio" entre los pasajeros, algunos cayendo al piso y otros gritando "explosión" y "fuego" al salir de Parsons Green, una estación que no es subterránea.

Una mujer le describió a la BBC cómo tuvo que pasar por encima de algunos pasajeros tendidos en el suelo.

Derechos de autor de la imagen REUTERS Image caption Los servicios de emergencia prestan asistencia frente a la estación de Parsons Green.

La policía acordonó una gran sección del área y las vías que conducen al lugar están cerradas.

Este es el quinto incidente catalogado como "ataque terrorista" en los que va de 2017, en Reino Unido pero es el único este año en el que nadie ha perdido la vida. En los otros anteriores, 36 personas murieron.

La policía estima que ha logrado deteber otros seis importantes complots, sobre los cuales pronto se iniciarán juicios.

Se trata del período más largo de actividad "terrorista" sostenida en Inglaterra desde la campaña de bombas del Ejército Republicano Irlandés (IRA) a principios de los años 70.

Los expertos del laboratorio secreto de investigación de explosivos estarán analizando la evidencia del tren metropolitano para ver cómo se compara con lo que han visto anteriormente.

El comisionado asistente de Scotland Yard instó a cualquier testigo o persona con alguna información a contactar a las autoridades.

La policía está entrevistando a numerosas personas y analizando las imágenes de circuito cerrado pero también están solicitando fotos y videos que hayan sido tomados por el público del lugar y sus alrededores, durante el incidente.

Las tres preguntas clave que querrá contestar el Comando Antiterrorista de la Policía Metropolitana son: ¿Quiénes son los autores? ¿Hay más artefactos plantados? ¿Quién más puede estar involucrado?

Comparta esta historia