Cayó red que vendía carne de caballo no apta para el consumo en ocho países europeos

Cayó red que vendía carne de caballo no apta para el consumo en ocho países europeos
Un total de 65 personas fueron detenidas en España por participar en una red dedicada a la venta de carne de caballo no apta para consumo humano que tenía ramificaciones en ocho países europeos.


La operación, realizada por la Guardia Civil española en colaboración con Europol, logró desmantelar en abril una red de comercialización europea con unos beneficios anuales de 20 millones de euros (equivalente a unos 15.088 millones de pesos), según se supo hoy tras el levantamiento del secreto de sumario.

En la operación participaron Francia, Portugal, Bélgica, Italia, Rumanía, Suiza, Holanda y Reino Unido.

Los agentes españoles investigan una red ilegal de venta de carne de equino, con irregularidades tanto en el proceso de sacrificio de los animales como en la posterior distribución de la carne, según señalaron a Efe fuentes de la investigación.

Hace un año agentes de Medio Ambiente de la Guardia Civil española comprobaron la existencia de una trama que adquiría caballos en malas condiciones, viejos o bajo la calificación de "No aptos para consumo", y los sacrificaba en dos mataderos.

Estos animales procedían de Portugal y de varios puntos del norte de España. Principalmente su carne era manipulada en una planta y desde allí enviada a Bélgica, el mayor exportador de carne de caballo de toda la Unión Europea (UE).

Los investigadores lograron localizar en Calpe (Alicante) a un empresario holandés -relacionado en 2013 con un caso de hamburguesas con carne de caballo detectadas en Irlanda- al frente de una estructura europea que dirigía desde la sombra.

El supuesto cabecilla fue arrestado en Bélgica y hubo actuaciones en Francia, Portugal, Bélgica, Italia y Rumanía, además de Suiza y el Reino Unido.

En la primera jornada de detenciones, el pasado abril, la Guardia Civil realizó registros simultáneos en 29 ubicaciones y detuvo a 20 veinte personas.

Comparta esta historia