Timo Werner quedó con severas secuelas tras codazo de Gonzalo Jara

Timo Werner quedó con severas secuelas tras codazo de Gonzalo Jara
Timo Werner aún sigue resentido luego de su participación en la Copa Confederaciones, donde sufrió un duro codazo del chileno Gonzalo Jara.


El delantero sufrió mareos hace dos semanas en el duelo de Champions League ante el Besiktas de Gary Medel y no ha vuelto a jugar desde entonces.

El artillero de 21 años no fue convocado para los últimos dos compromisos de la selección alemana y tampoco se le ha visto entrenar en las dependencias del RB Leipzig.

Según informa Bild, el delantero tampoco viajará este fin de semana al Signal Iduna Park para enfrentar al Borussia Dortmund, porque sus dolencias se ven acrecentadas por el ruido.

En el rotativo alemán señalan que el denominado Muro Amarillo, la grada más grande de Europa con una capacidad de 24.454 espectadores de pie, sería la principal causa.

Según las mediciones realizadas en el recinto de Dortmund, el ruido puede alcanzar los 130 decibeles, solo dos menos que el infierno de Estambul que sufrió en Champions.

El parte médico del RB Leipzig señala que el delantero sufre de un bloqueo de los músculos propios de la columna cervical y de la articulación temporomandibular.

En Alemania apuntan que los problemas de Werner son derivados del codazo que recibió del chileno Gonzalo Jara en la final de la Copa Confederaciones.

Comparta esta historia