Árbitro chileno que había sido sancionado dirigirá la final ida de la Copa Libertadores

Árbitro chileno que había sido sancionado dirigirá la final ida de la Copa Libertadores
SANTIAGO.- Pese a haber sido sancionado hace algunos meses, el árbitro chileno Julio Bascuñán será el encargado de dirigir la ida de la final de la Copa Libertadores 2017 entre Gremio y Lanús, en duelo a disputarse el miércoles 22 de noviembre desde las 20:45 horas en Porto Alegre.


El nacional estará secundado en suelo brasileño por los también colegiados criollos, Carlos Astroza y Christian Schiemann.

El juez fue designado por la Conmebol, mismo organismo que lo había castigado por su error durante la eliminación de Nacional de Uruguay ante Botafogo en Montevideo.

En ese compromiso por octavos entre el "Bolso" y el "Fogao", el juez chileno no cobró un claro penal a favor de los uruguayos. Los reclamos fueron airados, pero no hubo sanción. Y el enojo de los locales fue mayor aún, pues perdieron 1-0.

"Me hace mal a la salud volver a ver la jugada de nuevo, porque nunca vi un penal tan grande no cobrado", criticó duramente en aquella ocasión el presidente del equipo uruguayo, José Luis Rodríguez,

No obstante, dicha polémica quedó en el olvido y Bascuñán impartirá justicia por octava ocasión en el certamen.

Previamente, dirigió los encuentros Millonarios-Atlético Paranaense, Olimpia-Botafogo, Barcelona-Atlético Nacional, Libertad-Atlético Mineiro, Atlético Tucumán-Peñarol, Nacional-Botafogo y River Plate-Jorge Wilstermann.

Comparta esta historia