Pensó en el retiro, pero volvió y salvó a Valdivia: Los agitados meses de Dagoberto Currimilla

Pensó en el retiro, pero volvió y salvó a Valdivia: Los agitados meses de Dagoberto Currimilla
Currimilla lo celebró con la decena de hinchas que llegó a La Serena.


SANTIAGO.- Hace cuatro meses atrás, Dagoberto Currimilla estuvo cerca de tomar una drástica decisión. Una que ponía fin a su carrera tras ser oficializado que no seguiría en Unión Española.

No aparecía ninguna oferta. Sólo Curicó Unido trató de tentarlo. Pero no. El lateral que compartiera camarín con Alexis Sánchez y Arturo Vidal en el Mundial Sub 20 de Canadá 2007 tenía pensado el retiro. Nada lo sacaba de la amargura de quedar sin club.

Hasta que apareció Deportes Valdivia. Para todos fue una sorpresa. Un jugador frecuente en los hispanos, aún vigente y con fútbol para seguir en Primera A. Sin embargo, tomó el desafío. Se fue al sur. Y hoy, es el gran salvador.

Noticias relacionadas Repase los detalles de la infartante definición del descenso en la última fecha de la Primera B En una infartante definición, Valdivia se salva y manda a Iberia a Segunda División A los 63 minutos del duelo ante La Serna en La Portada igualaban 1-1. Con eso, el "Torreón" descendía a la Segunda División, ya que en Los Ángeles, Iberia empataba con San Marcos de Arica.

Ahí apareció el "Curri". Marcó el gol de la salvación, ese que mantuvo al "Torreón" en la B. Corrió a festejarlo con la decena de hinchas que llegaron a la IV Región.

Pero aún faltaba. El pitazo final con el triunfo 2-1 dio paso al drama. Todos los jugadores y el técnico Jorge Aravena corrieron y se hincaron para ver los minutos finales del duelo de Iberia contra San Marcos de Airca. Igualaban 1-1. Incluso le anularon un polémico gol a Diego Ruiz para los angelinos. Terminó el lance y a celebrar. A respirar. La permanencia estaba asegurada.

"Nunca me imaginé estar así, peleando por no descender. Cuando llegué vi una gran calidad de jugadores y nos quedamos siempre con la sensación de poder ganar, pero las cosas pasan por algo. Nos tocó sufrir, pero de esto vamos a sacar mucho aprendizaje", saca en limpio un poco más tranquilo.

A la hora de celebrar, no se olvida de los duros momentos que pasó antes de llegar a Valdivia. Martín Palermo le comunicó que no estaba considerado en Unión Española. "Estuve sin entrenar 3 meses. Fue complicado. Pensé en retirarme porque no tenía opciones, me tenía bajoneado. Venir acá fue la decisión acertada. Me reencanté con el fútbol, volví a sentir la pasión".

Dice que no sabe por qué el "Loco" lo sacó de los hispanos. "Me dijo que el presidente quería cambiar prácticamente a todo el plantel. No me dejó muy conforme su explicación, me hubiese gustado escuchar otra cosa de él".

Ahora es tiempo de pensar en el futuro. Junto con el pitazo final y la salvación se acabó su contrato con Valdivia. Se tiene fe. Cree que puede regresar a la serie de honor.

"Podría jugar fácilmente en Primera, pelearle el puesto a cualquiera. Pero hoy mi primera opción es seguir acá. Sé que van a mejorar las condiciones, pero no me cierro a nada".

Es el presente de Currimilla. Ese mismo que fue testigo privilegiado del nacer de la "generación dorada". El que se pone feliz al ver triunfar a sus ex compañeros Alexis Sánchez, Arturo Vidal, Gary Medel. El que no considera un fracaso el no estar en Europa como el resto. El presente del "salvador del Torreón".

Comparta esta historia