Lucas Mugni: 'Queremos que a Everton se le tome en serio, se le respete'

Lucas Mugni: 'Queremos que a Everton se le tome en serio, se le respete'
Cuando Lucas Mugni (25 años) fue presentado como refuerzo de Everton, a fines de mayo de 2017, sorprendió a todos con sus primeras declaraciones. No se achicó frente a los objetivos que se le venían. Aseguró que llegaba a pelear cosas grandes, en su idea de seguir la línea de trabajo que había cosechado el cuadro ruletero durante los últimos certámenes.


Hoy, su palabra se está cumpliendo. El argentino, quien destaca por haber defendido la camiseta de Flamengo, se ha transformado en uno de los ejes del mediocampo del cuadro de Vitamina Sánchez. La 10 la luce con orgullo.

En conversación con La Tercera, el trasandino analiza el presente de su escuadra, que marcha a dos unidades del líder, Unión Española.

Uno trabaja para vivir estos momentos. Estamos muy bien, muy contentos por cómo se ha ido dando todo. Es lindo encontrarnos arriba, pero también es importante ir asumiendo que hay muchas cosas por mejorar. Aún falta mucho torneo.

Siento que nos cuesta en los primeros tiempos tomar el ritmo de los partidos. Debemos ser más protagonistas desde el inicio del encuentro y mostrar superioridad de inmediato. Igualmente, durante la semana le estamos buscando la vuelta a eso.

Usted ha sido clave en el mediocampo para alimentar a Cuevas y Rubio.

La verdad es que Cuevas y Rubio nos están ayudando muchísimo. Ante Palestino, no estábamos jugando bien y ellos dos aparecieron para resolver el asunto. Les jugamos pelotas en profundidad y sabemos que con su talento y velocidad nos pueden resolver las situaciones. Son futbolistas muy importantes para la idea que queremos patentar.

A Rubio lo veo muy bien y nos ayuda mucho. Juega muy bien con la pelota. Aguanta bien el balón y también es capaz de generar fútbol. Es muy importante para nosotros.

Para ser candidatos debemos seguir ganando. Ahora hay que estar arriba y disfrutar cada etapa que estamos viviendo. Debemos estar atentos, porque falta mucho. No es hora de decir si somos candidatos o no, porque aún resta mucho torneo.

No, la gente nos ayuda muchísimo. Nos gusta que presionen al rival para poder sacar los partidos adelante. Ojalá siga siendo así. Mientras más pasan las fechas, más presión se siente, pero es esa presión rica que todos quieren tener. Hay presiones feas, como pelear en la parte baja de la tabla. Todos quieren que el puntero caiga.

Pablo nos deja muy en claro que no todos los partidos van a ser buenos, no todos los partidos los vamos a ganar, pero sí está claro que si vamos a perder puntos tienen que ser con nosotros como protagonistas. Tenemos un técnico que le gusta salir a presionar, tener mano a mano, que tomemos nuestras decisiones en la cancha. Eso nos motiva mucho.

Sí, es un partido clave para el campeonato. Es uno de los primeros enfrentamientos directos que vamos tener. Para ellos es un partido de seis puntos. Será muy importante que estemos concentrados al máximo. En ese duelo no podemos cometer errores.

La verdad es que tratamos de no ser una sorpresa, de ser un equipo que siempre se hable que juega bien al fútbol, pero las bases están claras. Al final, el que gana el torneo es el más regular. La idea es que a Everton lo tomen en serio y que, aunque quizás no somos un equipo grande, se le respete más allá de los nombres.

Muy bueno. Me llevé una grata sorpresa. En esta liga hay muy buenos jugadores y todos los equipos salen a proponer, muy pocos se refugian en su campo. Todos los equipos son muy parejos. Es cosa de ver que Palestino, que está en la parte baja de la tabla, nos salió a jugar de igual a igual.

Repasemos su carrera. Usted estuvo en Flamengo en 2014. ¿Cómo evalúa su paso por Brasil?

Muy bueno, me gustó mucho jugar en una liga tan competitiva. Me hizo crecer mucho como futbolista. Me hizo agarrar mucha experiencia, que hoy trato de aprovechar. Es un club en el que a cualquiera le gustaría estar.

Pero las críticas no lo perdonaron. Incluso lo criticó el histórico Zico. ¿Le afectó?

Sí, claro. Me afectaron las críticas de Zico. Es difícil cuando un ídolo del club te critica, pero uno tiene que respetar todas las opiniones. Son formas de pensar. Por eso tampoco salí a responder, porque uno tiene que ser respetuoso con la gente mayor.

También tuvo un paso por el Rayo Majadahonda, de la Segunda B española.

Sí, pero fue un paso corto. Fue muy breve. No alcancé ni a jugar.

¿Cómo fue la experiencia de ser nominado a la Selección Argentina para enfrentar a Brasil, en un amistoso?

Fue lo más lindo que me tocó. Fue un momento muy bueno de mi carrera. Uno siempre sueña con eso y busca llegar a ese nivel. Lo disfruté al máximo.

En esa nómina compartió con Walter Montillo, ex jugador de Universidad de Chile.

Sí, compartimos harto. Montillo me ayudó mucho, porque tenía más experiencia y porque compartíamos el mismo puesto. Es una muy buena persona.

La verdad es que no trato de pensar mucho en el futuro. A uno le gustaría jugar en un equipo grande. Ya lo cumplí en Brasil, en Flamengo. Lógicamente que me gustaría en Argentina, en Chile y en Europa, pero ahora estoy disfrutando mucho lo que es Everton y me estoy dando por completo. Lo que haga de acá en adelante me va a dejar en el lugar que me merezco. Hoy, soy un agradecido de Everton.

Comparta esta historia