Israel Poblete: 'No puedes ponerte la chapa de campeón antes de tiempo'

Israel Poblete: 'No puedes ponerte la chapa de campeón antes de tiempo'
Para muchos hinchas de Unión Española, el nombre de Israel Poblete no les decía mucho cuando fue anunciado entre los 11 refuerzos que llegaron este semestre al equipo que dirige Martín Palermo. Sin embargo, en apenas seis partidos, el joven de 22 años formado en las divisiones inferiores de Cobresal, equipo con el que entró en la historia del club al coronarse campeón en 2015, pasó a ser uno de los favoritos de la afición de Santa Laura.


Poblete o Isra, como le dicen sus compañeros, habla con La Tercera de su llegada al cuadro hispano y de su rápida adaptación al equipo de Palermo, en el que destaca por ida y vuelta por la banda izquierda.

¿Cómo está viviendo este momento en Unión Española. El cambio ha sido grande?

Estoy muy contento, el cambio es muy radical y era lo que quería. Un equipo con más vitrina. Voy a tratar de seguir aprovechando la oportunidad, seguir demostrando y aportando mi granito de arena al equipo, como lo estoy haciendo.

La verdad pensé que me iba a costar un poco más, pero ha sido rápida la adaptación, gracias al técnico y también a mis compañeros, que me han dado un buen recibimiento. Yo creo que es por eso. El grupo humanamente es muy bueno y eso hace que nos acoplemos más rápido.

¿Los benefició el hecho de que haya llegado mucha gente nueva a este proceso?

Sí, los que estaban tienen una idea de lo que trabaja el entrenador y los que llegamos entendimos bien lo que el técnico quería, entonces es un acoplamiento muy bueno y puede que beneficiara o no, pero vamos por buen camino.

¿Qué es lo que más le ha gustado de estar en Unión Española?

Personalmente es un cambio muy bueno futbolísticamente y también en mi vida personal, porque estoy cerca de mi familia y de mi polola. Futbolísticamente también ayuda jugar con la categoría de compañeros que tengo en Unión y por eso se hace más fácil. Me acomoda mucho el juego que tiene este equipo y estoy tranquilo por eso.

¿Hay mucha diferencia entre jugar en Cobresal, en El Salvador, a jugar en un club de Santiago?

Es muy distinto, porque acá hay mucha más vitrina y allá uno vive como en una burbuja, ya que estás apartado de todo. La gente no es tan futbolizada como acá en Santiago y es un pueblito más chico que tiene sus ventajas y desventajas, como todo. En ese sentido, Santiago te cambia la vida por completo.

Por supuesto que sí, ahora, jugando en Santiago, la gente te conoce, te pide fotos y te habla, son cosas que antes no vivía con mucha normalidad.

Hay que ir paso a paso y trabajar con humildad, y esperar ganar partido a partido. No puedes ponerte la chapa de campeón antes de tiempo. Tenemos que seguir trabajando como lo estamos haciendo y esperar que terminemos con el camino hecho, listo, como una meta.

¿Este nuevo receso del campeonato corta esa continuidad que traen ustedes?

Puede ser para bien o para mal, pero el plantel está trabajando muy bien y nosotros no nos vamos a relajar porque tengamos esta semana de para. Todo lo contrario, nosotros seguimos trabajando ya con la mente puesta en Antofagasta, y día a día lo vamos a preparar como tal, así que no creo que nos afecte mucho.

¿Es clave la próxima fecha donde jugarán los cuatro primeros de la tabla?

Será una fecha dura, que marcará un antes y un después en la pelea por los primeros puestos.

¿Qué consejos le da Martín Palermo? Es un técnico con mucha experiencia como jugador…

Es un cuerpo técnico muy cercano al jugador y siempre te habla y corrige de la mejor forma, entonces yo creo que por eso uno acoge muy bien lo que él nos dice.

Me dice que marque la diferencia con mi velocidad al encarar y por mi juventud.

¿Cómo manejan la ansiedad en estos momentos donde ustedes son los punteros del torneo?

A bajar el perfil y seguir trabajando, porque no hemos ganado nada, eso nos mantiene con los pies en la tierra, con todos los sentidos puestos en que no podemos dejar de trabajar.

¿No tener goles en contra es un elemento a favor o les pone presión?

Es un elemento que nos mantiene con mucha confianza. Los que jugamos más arriba sabemos que la defensa anda muy bien y que es muy difícil que rompan eso. Uno juega más tranquilo arriba, sabiendo que la puede perder y que los muchachos de atrás van a sacar todo. Entonces es más confianza para todos.

Somos un equipo que corre mucho, somos un equipo mixto con juventud y jugadores de experiencia. Si uno se para, se nota de inmediato entonces que todo el equipo es muy solidario, que el equipo en sí corre parejo y que por eso marcamos mucha diferencia.

En sí el equipo es muy unido, en las concentraciones, las comidas, hay un ambiente muy armonioso.

Tenemos la banda del PlayStation, con Carlos Muñoz, Cristian Bravo y Pablo Aránguiz. Jugamos FIFA en pareja, yo con Bravo y Carlitos con Aránguiz.

Comparta esta historia