El servicio lleva a Jarry a la final

El servicio lleva a Jarry a la final
Cuando el juego no se hace prolífero en Nicolás Jarry (182º), aparece su arma letal: el servicio. Y es que durante el Challenger de Medellín, no ha mostrado su mejor versión. Incluso en octavos de final ante el peruano Juan Pablo Varillas, enfrentó posibilidad de quiebre cuando caía 1-2 en el tercer set. Pero ayer, en las semifinales, frente al neozelandés Jose Statham (344º), mostró con creces su poderío con el saque.


El nieto de Jaime Fillol se impuso por 7-6(7) y 7-5, y se instaló en la final del certamen colombiano, torneo que reparte 80 puntos al ganador.

En el primer juego, Jarry establecería la tónica. Con tres aces, amarraba el 1-0. De principio a fin, el duelo fue parejo. Statham, un jugador de 30 años más acostumbrado a mostrar su mejor versión en canchas duras, se las ingenió para poner en aprietos al criollo. Y lo consiguió. Porque en el primer parcial ambos sostuvieron sus servicios hasta llegar al tie break. Allí, el oceánico tuvo tres bolas para llevarse el set. Pero no. Jarry jugó con categoría y pudo cerrar el desempate por 9-7.

En el primer parcial, Nico sólo cedió dos puntos con su primer servicio, ganando 16 de los 18 que disputó. Además de registrar siete saques directos.

La historia del segundo set, no variaría mucho. Jarry logró romper el servicio de su rival en el undécimo juego, cuando todo parecía que nuevamente el tie break resolvería todo. Nico apretó y consiguió el tan buscado quiebre. Luego vino lo que mejor sabe hacer. Con tres buenos servicios y un tiro ganador de derecha, se echaría al bolsillo el pase a una nueva final, la cuarta de su carrera.

"Estoy sacando muy bien y preciso. Encontré la manera de lanzarme la pelota siempre igual y eso me ayuda a la confianza", arranca Jarry en conversación con La Tercera, tras su partido ante Statham. Y añade sus sensaciones de estar en una nueva final: "Siempre es especial. Aquí son condiciones difíciles y he logrado sacar adelante partidos duros. Tengo que seguir tranquilo y haciendo lo mismo que en toda la semana", expresó tras sellar su pase al partido final.

En la instancia decisiva, enfrentará a Joao Souza (150º), quien se deshizo del barbadense Darian King (119º), por 6-3 y 6-4. El historial entre ambos tenistas, marca tres triunfos para el brasileño y dos para el chileno. En marzo, en el Club Manquehue, Jarry lo venció en dos parciales.

Esta temporada, la raqueta número 1 de Chile ha conseguido tres finales de challengers, saltar las clasificaciones de Roland Garros y Wimbledon, y además, logró su mejor ranking histórico. Con el paso a la final, Jarry ya se ubica 158º en clasificación mundial. De coronarse campeón, avanzará 18 ubicaciones y entrará entre los 140 mejores del planeta.

En dobles, Nico no pudo celebrar junto al ecuatoriano Roberto Quiroz y terminó cayendo en la final de dobles ante King y el mexicano Miguel Reyes, por un doble 6-4.

Comparta esta historia