El plan de Jarry para ser top 100

El plan de Jarry para ser top 100
Nicolás Jarry vive el mejor momento de su carrera. El domingo ganó el Challenger de Medellín y ayer apareció en el puesto 141 del ranking ATP, su posición más alta desde que es profesional. Además, saltó al 96º lugar en la carrera al Masters de Londres.


Con estas cifras, el apetito se abre y el objetivo del número uno de Chile es llegar muy pronto al top 100. De hecho, la apuesta de su calendario busca sumar la mayor cantidad de partidos y puntos posibles, aprovechando que de aquí hasta fin de año tiene que revalidar apenas 76 unidades. Una defensa que recién comienza en la última semana de agosto.

En lo inmediato, Jarry descansará tres semanas. Luego, al contrario de lo que se pudiera imaginar, su foco no estará puesto en la temporada de cemento, que tiene como torneo principal el Abierto de Estados Unidos, donde jugará las clasificaciones, pues la prioridad es seguir sumando en challengers, en los que por su ubicación será cabeza de serie.

"Armé un calendario pensando en el ranking de Nico, buscando en dónde compite mejor y decidí no preparar mucho el US Open, así que va a jugar dos torneos en tierra antes, Bucaramanga y Santo Domingo. Y si no llega a pasar la qualy del US Open, tiene dos challengers más en altura, que son Quito y Bogotá. Todo eso pensando en que se acerque lo más rápido posible al 100", cuenta su entrenador, Martín Rodríguez.

El coach sostiene que el reciente título en Colombia, confirma el objetivo trazado con esta calendarización. "Después de este triunfo, me quedo más tranquilo con que estoy haciendo bien la planificación, ya que ganó Medellín, uno de los torneos que creía que le iba a ir bien, por altura", destaca.

La planificación se realizó hasta septiembre. No obstante, dependiendo de la ubicación de Jarry en ese momento, el cuerpo técnico decidirá qué caminos tomar. Por un lado, aparece el circuito sudamericano de challengers, mientras que por el otro, surgen los torneos ATP. Esta posibilidad entusiasma."Va a depender mucho de su posición. Si tiene un ranking bueno para entrar a los torneos indoor o a los de Asia, a lo mejor va para allá. Pero la mente está puesta hasta después del US Open. Y viendo los resultados, ahí planificaremos el resto", dice Rodríguez.

De cualquier forma, la apuesta se enfoca en intentar llegar a Australia sin tener que pasar por la qualy. "Ojalá que termine dentro de los 100 y el año que viene arrancar desde Australia jugando otro tipo de torneos y directo. Pero Nico necesita jugar muchos torneos; muchos partidos, que lo está haciendo. Y ahí va su crecimiento ahora".

Justamente esta apreciación se reafirma con las cifras, ya que el Príncipe ha jugado 45 partidos este año, con 30 triunfos, lo que le permitió ganar el título en Medellín, ser finalista en Morelos y Santiago y semifinalista en León, con un progreso de 162 lugares en el ranking. Números que alientan las esperanzas de volver a tener a un top 100 en el corto plazo.

Comparta esta historia