Del encontrón Neymar-Aránguiz a la desazón del camarín: Lo que no se vio en Brasil

Del encontrón Neymar-Aránguiz a la desazón del camarín: Lo que no se vio en Brasil
SAO PAULO.- El Mundial de Rusia 2018 ya es historia para Chile. La "Roja" perdió 3-0 ante Brasil y se despidió de la opción de ir a la cita planetaria.


Noticia relacionada Adiós Rusia: Chile cae ante Brasil y la "generación dorada" se queda fuera del Mundial 2018 Y el partido que acabó con el sueño del bicampeón de América estuvo marcado por varios hechos destacados que ocurrieron antes, durante y después del duelo. Tome nota...

Hinchas advertidos y mucha cerveza La previa estuvo marcado por la gran cantidad de fanáticos nacionales que tuvieron que "tapar" su camiseta para poder ingresar a los sectores de la barra local.

La seguridad le advirtió a los hinchas de que si no lo hacían sus entradas serían bloqueadas, por lo que los forofos obedecieron sin problemas. Todo mientras ellos y los dueños de casa bebían cerveza a destajo dentro y fuera del estadio, ya que estaba permitido.

Increíble ovación a Valdivia Quedaba media hora para el pitazo inicial y por las pantallas del estadio se anunciaba la formación de Chile. Los aplausos se repetían en la barra nacional, pero cuando fue nombrado el "Mago" la ovación la rindió prácticamente todo el estadio.

Los hinchas locales no olvidan el paso de Jorge Valdivia por el Palmeiras y así se lo hicieron saber. Incluso, cuando la "Roja" perdía 2-0 los gritos de "vamos mago" se multiplicaron en el Allianz Parque.

Noticia relacionada Medel niega que compañeros llegaran borrachos a entrenar y le pone fin a la "generación dorada": "Se cierra un ciclo" La reacción de Medel por el himno A diferencias de otras veces, en el Allianz Parque la canción nacional no se entonó completa y la organización lanzó la de Brasil con los jugadores de la "Roja" y los hinchas aún cantando.

Después de unos segundos, Medel tomó la palabra y con aplausos les dijo a sus compañeros que ya estaba terminado y que ahora tuvieran respeto por la canción nacional de los locales.

La celebración de la derrota parcial de Argentina Recién arrancaban los partidos y por la pantalla del estadio se anunciaba que Ecuador ya vencía a la "Albiceleste" en Quito. Esa información hizo estallar el recinto tal como si hubiese había un gol allí.

Tanto brasileños como chilenos festejaron la caída parcial de los trasandinos dando vida a los típicos cánticos de "el que no salta es un argentino mar...".

El duelo estaba 0-0, pero el DT ya mostraba su preocupación. No sólo daba órdenes, además se paseaba constantemente por su sector mirando hacia al césped y con las manos en la cadera. Sabía que en cualquier instante todo podía cambiar.

El fuerte encontrón Aránguiz-Neymar Hace rato que el astro del PSG le tenía ganas al "Príncipe" y por eso una vez finalizado el primer tiempo lo esperó al borde de la cancha y a cara a cara le lanzó sus descargos. Y el del Leverkusen no se quedó.

Charles le respondió y lo que le dijo no le gustó al brasileño, quien le lanzó un empujón obligando a la acción de sus compañeros. Según cuentan, el encontrón no habría parado allí siguiendo rumbo a los vestuarios, por lo que ambos debieron ser separados.

Noticia relacionada Pizzi asume la responsabilidad de la eliminación al Mundial y se "descarta" para seguir al mando de la "Roja" La desesperación de Pizzi y compañía Se jugaban los últimos minutos y en el banco de la "Roja" ya sabían que Perú y Colombia empataban y que por ende Chile necesitaba un gol más para clasificar.

Pizzi y sus ayudantes se lo hicieron saber a Beausejour, quien le transmitió al equipo la orden de irse con todo al ataque. Los miembros del banco estaban "vueltos locos", incluso, Johnny Herrera saltó hasta el borde de la cancha para aleonar a sus compañeros. Sin embargo, el gol nunca llegó.

La tristeza de los Pinilla Como todos los chilenos, la familia del delantero de la U, que estuvo en el Allianz Arena comandada por Gissella Gallardo, estaba dolida por la eliminación. Y uno de los que más sufrió el hijo de "Pinigol" que lleva en la sangre la pasión por el fútbol como su papá.

La desazón del camarín Uno a uno fueron saliendo y contrario a otras ocasiones, tras el fracaso fueron varios los que dieron la cara. Gary Medel y Charles Aránguiz entre ellos.

Acostumbrados a hablar poco, ambos respondieron con franqueza a la prensa y en cada palabra dejaron ver la tristeza y el dolor que sentían luego de no clasificar al Mundial.

Comparta esta historia