Columna de Aldo Schiappacasse: Mundialito, aquí y ahora

Columna de Aldo Schiappacasse: Mundialito, aquí y ahora
Para salir de la depresión en que nos encontramos, para que se acabe la polémica entre la suegra de Bravo y el representante de Vidal, para que nos olvidemos del informe técnico de Pizzi y miremos de frente y hacia delante, propongo lo siguiente: asociarnos con la Federación de Fútbol de los Estados Unidos –que acaba de quedar tristemente eliminada y sin técnico- para jugar un Mundialito en junio del 2018, justo antes del Mundial.


La cuestión es simple. Estados Unidos pone el mercado y la organización y los países eliminados ponen grandes figuras. Los norteamericanos no irán por primera vez desde 1986 a una Copa del Mundo y van a estar fascinados de aportar con sus canchas, televisoras y público para rivalizar con….Rusia. A Trump la idea le va a parecer fantástica y las sedes de Miami y Nueva York me parecen perfectas.

¿Quiénes juegan? Pues aparte de nosotros y los organizadores van Holanda (en representación de Europa), Camerún por Africa. Qatar colabora financieramente como organizador de la próxima Copa y por Oceanía van Australia o Nueva Zelanda (el que pierda el Repechaje). Si queremos llegar a ocho para los dos grupos de cuatro propongo a Turquía u otra europea en caso de un descalabro en el repechaje (¿Italia?). Y si no, China.

Y listo. Para esa época ya tendremos un nuevo técnico, ganamos plata para pagarle la deuda a los jugadores, nos aseguramos que Sergio Jadue no entre al estadio e invitamos a la familia de nuestros seleccionados para una grata convivencia en un resort de Fort Lauderdale.

La idea es perfecta. Que alguien me diga lo contrario. En vez de andar lamentándose en Quilín, que se pongan manos a la obra.

Comparta esta historia